Un paseo por Potes

05 marzo 2020 / By Costa
 
 

Potes es una villa de montaña que no te dejará indiferente y que disfrutarás de su entorno y de su gastronomía. Pasear por sus calles empedradas y admirar sus casonas populares harán el resto...

La capital de Liébana se remonta a la época medieval, aunque no se encontraron restos de la antigüedad y de su posible ocupación, se sitúan en ella restos de la prehistoria encontrados en la región de Liébana. Acogería también a los habitantes de la época prerromana y, por supuesto, a los romanos. Aquí desarrollarían además sus luchas medievales las poderosas casas de los Mendoza y los Manrique, pero desde finales de esta época Potes estaría vinculada a la Casa del Marqués de Santillana primero y a la del Infantado después. Su patrimonio arquitectónico es uno de los más ricos de esta región tanto el religioso como el civil o popular pero, sobre todo, son importantes sus tradiciones como es el Jubileo a Santo Toribio de Liébana.

Potes se encuentra situada en el suroeste de Cantabria, entre las sierras de Peña Sagra y Peña Labra y el macizo de Picos de Europa, territorio llano rodeado de montañas y ubicado en el centro de la comarca de Liébana (de ahí una de las razones que sea su capital).

Vamos a mencionar cuatro de los edificios más importantes y emblemáticos de Potes:

  • Iglesia de San Vicente: podemos decir que son dos en una. Su interior guarda tesoros que deben contemplarse como son sus retablos barrocos, procedentes en su mayoría del antiguo convento de San Raimundo de la orden de Santo Domingo que existía antes en Potes.
  • La Torre del Infantado: es uno de los edificios más destacados de Cantabria. Ahora tiene la función de Ayuntamiento y de Sala de Exposiciones, en su día desempeñaba el papel de cárcel. Para llegar hasta ella tienes que subir una escalinata que la dotan de un aire más señorial. Declarado Conjunto Histórico-Artístico puede ser un punto de inicio para tu paseo por las calles de lo que fue la villa medieval de Potes.
  • Antiguo Convento de San Raimundo: Llegó a ser sede del Ayuntamiento y, hoy en día, acoge una exposición permanente sobre la comarca de Liébana y los Picos de Europa.
  • Barrio Viejo o Casco Histórico: buena parte de su encanto lo alberga cada callejuela de su barrio viejo o casco antiguo, unido por los puentes San Cayetano y la Cárcel.
La Torre del Infantado

Cabe mencionar también, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana a tan solo 2 kilómetros de Potes. Santo Toribio de Liébana es una parada imprescindible aunque ya ubicada en el municipio de Camaleño. Su importancia se basa principalmente en que alberga el Lignum Crucis, el mayor fragmento conservado de la Cruz de Cristo, además del tan conocido Camino Lebaniégo que culmina en este monasterio.

Lignum Crucis (Monasterio de Santo Toribio de Liébana)

Como recomendación gastronómica, no se puede visitar el interior de Cantabria y la zona Lebaniega, sin hacer parada en el Restaurante Hotel del Oso a comer un tradicional cocido lebaniego.